ToolKit eVITAL

Evaluación de los estilos de vida y hábitos saludables para el envejecimiento activo.

Preguntas Más Frecuentes

    ¿Para qué sirven los ejercicios de Kegel?¿Qué músculos hay que contraer? (FRANCISCA)

    Sirven para fortalecer los músculos que dan soporte a los órganos pélvicos, vejiga urinaria, útero e intestino. Son atravesados por los conductos de salida al exterior de estos órganos, uretra, vagina y ano-recto, de forma que si los músculos pélvicos se debilitan tal vez aparezcan escapes.

    El propósito de los ejercicios de Kegel es fortalecer esos músculos para que pueda controlar mejor la orina. Consisten en contracciones y relajaciones regulares.

    Solo los del suelo pélvico, no los glúteos o las nalgas, los muslos o los músculos abdominales. Es fácil saber cuáles son estos músculos. Son los que Vd contrae si intenta cortar el chorro de la micción. Si hace una ligera presión con el ano, como si quisiera evitar que se escapen gases, estará contrayendo los músculos pélvicos posteriores.

    ¿Cuánto ejercicio es recomendable a partir de los 48 años y como debo hacerlo? (MANUEL)

    Debes hacer el máximo que se pueda, siempre subiendo poco a poco, hasta llegar a una media de 30 a 60 minutos por día de un deporte moderado (andar rápido, footing suave y acompañado, bicicleta normal o estática, gimnasia sueca, etc…).
    Es muy importante el que NUNCA llegue a AGOTARSE. Es también importante que encuentre la actividad física que le agrade y que tenga circunstancias favorables para poderla hacer.
    El ejercicio físico hecho a las horas previas de la llegada de la sensación de hambre le puede disminuir la ansiedad por comer. Debe de hacer 5 a 10 minutos de ejercicio para conseguir este efecto. Aproveche el cuarto de hora a media hora siguiente al ejercicio para tomar lo que le conviene y debe de su dieta equilibrada.
    La musculación en las mujeres es esencial.

    ¿Qué época del año es mejor para iniciar una dieta para reducir peso? (MARIA)

    Se recomiendan aprovechar el verano para mejorar nuestra alimentación y hacer ejercicio. Hay que desconfiar de las dietas relámpago y comenzar el verano con nuevo s y saludables hábitos que deberán mantenerse pasadas las vacaciones.
    Conviene aumentar el consumo de frutas, verduras y pescado: una agradable forma de mantener el peso ideal y combatir el calor. Es necesario, además, hidratar correctamente el cuerpo, consumiendo al menos dos litros de agua.
    Una gran opción para conseguir ambos objetivos es el tradicional gazpacho andaluz: al tomarlo ingerimos gran cantidad de vitamina C y sales minerales que se pierden en verano con el calor.
    Además, las vacaciones nos proporcionan la excusa perfecta para hacer algo de ejercicio: basta con dar un agradable paseo por la playa o el campo, empezando suavemente y aumentando el ritmo poco a poco, para beneficiar a nuestro organismo.

    ¿Me podría indicar algún método sencillo para reducir mi estrés y conseguir relajarme de una forma sencilla? (PAULA)

    Existen diversos métodos de relajación útiles para contrarrestar el estrés. Algunos apenas necesitan apoyo externo, mientras otros requieren un asesoramiento por profesionales.
    - Relajación progresiva. Una práctica regular nos enseña a percibir los grupos musculares, a contraerlos y a relajarlos.
    - Entrenamiento autógeno. Sentados o tumbados, nos concentramos en determinadas regiones del cuerpo y en los lugares donde notemos contractura o dolor. Esta técnica hace que el sistema nervioso se relaje o descanse.
    - Técnicas respiratorias. Los ejercicios de respiración, tanto con el esternón como con el estómago, son eficaces combinados con los movimientos de relajación muscular.
    - Meditación. Sus distintas formas tienen en común el hecho de que la conciencia se concentra en un elemento (una palabra, una respiración).
    - Yoga. Sus distintas técnicas combinan la meditación con la relajación muscular y neurovegetativa.